Archive for the ‘recetas con vino’ Category

MARIDAJE DEL VERDEJO

Viernes, noviembre 13th, 2015

Hay quien dice que  es la mejor y más sobresaliente uva blanca española, aunque se cree que es originaria del norte de África; fue implantándose gracias a los pobladores mozárabes . Su cultivo bajó muchísimo por culpa de la filoxera, sustituyéndose en muchos casos por otras variedades de mayor rendimiento; con la modernización de la industria del vino española, poco a poco esta excelente uva de marcada personalidad ha ido recuperando el lugar que le corresponde.

Esta variedad es suficiente para dar vinos ricos y vivaces, de carácter fresco y equilibrado con una buena acidez y un acentuado tono amargo con notas verdes y cítricas, o bien de pera o manzana verde. De color verdoso poco intenso.

MARIDAJE

Empezaremos con los más tradicionales, en estos casos coinciden todos los expertos en decir que es un vino ideal para acompañar gran variedad de platos.

  • Todo tipo de pescado, principalmente los de sabor suave como merluza, lubina o lenguado.
  • En el caso de los mariscos cualquier variedad es buena sobre todo si están cocinados simplemente al vapor o cocidos, aunque también puede ser con salsas marineras o al ajillo como el caso de las gambas.
  • Ahumados: anchoas y bacalao son buenos compañeros de este vino
  • En el caso de la pasta y los arroces dependerá de sus acompañantes, mejor si son pescado o marisco.

Ahora vamos a hablar de unos emparejamientos un poco más atrevidos que  a nosotros nos parecen muy interesantes.

  • Ensaladas: El verdor y la acidez de este vino permite que se pueda degustar con alguna ensalada fresquita que lleve algo de fruta.
  • Sushi: Este maridaje es sin duda el más innovador de los expuestos, pero aseguro que merece la pena probarlo.

sushi

Para poner  fácil que podáis disfrutar de este vino os traemos una receta que es tan sencilla como deliciosa:

ALMEJAS A LA MARINERA

Ingredientes

  • 1 kg de almejas 
  • 2 dientes de ajo morado de Las Pedroñeras
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 cucharada de harina 
  • 1 vaso de vino blanco
  • aceite de oliva virgen extra 
  • perejil picado

Paso a paso:

  • Una hora antes de empezar a cocinar vamos a colocar las almejas con agua para que vayan soltando la arena.
  • Empezaremos picando muy finamente la cebolla y los ajos.
  • Una vez picados lo rehogaremos en una sartén con aceite de oliva, a fuego lento hasta que queden en su punto, es muy importante que no se nos quemen los ajos.
  • Cuando lo tenemos añadimos la harina y le damos muchas vueltas para que se quede bien ligado.
  • Ahora llega el momento cumbre: añadimos el vino y la almejas y las dejamos hasta que se vayan abriendo, si no lo hacen todas a la vez, ve sacando las que sí se abren para que no se nos pasen.
  • Se espolvorea con perejil picadito.
  • Sirve las almejas a la marinera

almejas a la marinera

Descorcha tu estupendo verdejo y a disfrutar.

ARROPE, UN DULCE MANCHEGO ELABORADO CON MOSTO

Jueves, octubre 29th, 2015

El arrope es un dulce típico manchego que se elabora en las casas en la época de la vendimia.

La palabra arrope proviene de Ar – ubb, palabra en árabe que expresa la idea de jugo de fruta cocido.  Es un aderezo culinario de origen milenario, producto de la cocción a fuego lento (hasta espesar) de frutas dulces, pulposas, bien maduras. Se puede decir que el arrope fue el primer sabor dulce obtenido de manera natural por el hombre, sin agregar azúcar (en reemplazo de la miel, que era escasa) siendo ya usado por los romanos y por los árabes. La historia señala que la preparación del arrope era bien conocida por los árabes y los españoles en el siglo XI , ya entonces incluía un proceso de largas cocciones hasta conseguir una salsa dulcísima de las uvas negras y otras frutas.

El arrope manchego es una especie de conserva (como las mermeladas) pero sin azúcar y teniendo al mosto como elemento catalizador, además lleva calabaza. Este mosto se filtra y se pone al fuego suave en un caldero, moviendo con un cucharón de cuando en cuando, hasta que tiene una cierta consistencia determinada…

La manera tradicional de comerlo es sólo con pan, como decía hace unos días una seguidora de nuestra página en un comentario era una merienda muy frecuente para los pequeños de la casa.  Hoy en día, rodeados de comida de fusión,  puedes usarlo como te diga tu imaginación: poniendo un poquito  encima de una loncha de queso  más o menos tierno según te guste, acompañando a  una carne sabrosa como hacemos con algunas mermeladas, echándole unas gotitas por encima a un paté… Como más te guste.

En Bodegas Pedroheras, nuestra querida Angelita , que lleva trabajando como administrativa varias décadas en esta casa, hace un arrope exquisito usando la receta de su  familia. Ha tenido a bien compartirla con todos nosotros. Os dejamos los ingredientes y os contamos el proceso ,si lo seguís al pie de la letra os ayudará a conseguir un magnífico arrope. Eso sí, os faltará la experiencia de su autora, esa experiencia que hace que los postres dulces salgan perfectos. Así que si os gusta ya sabéis, a hacerlo todos los años para ir mejorando.

Ingredientes:

1 kg de Calabaza

10 litros de Mosto filtrado

4 bolsitas de manzanilla (al gusto)

Elaboración:

  1. Partir en trozos pequeños la calabaza. Echarlos en agua de cal durante unas horas. El agua de cal se hace como su propio nombre indica, diluyendo dos cazos de cal en 4 litros de agua, por ejemplo. Al menos hay que tener la calabaza en este líquido un par de horas, las tendremos más o menos tiempo según queramos que no se deshaga la calabaza la cocer después.
  2. En una olla lo bastante grande ponemos a cocer 10 litros de mosto y las cuatro bolsitas de manzanilla atadas, para que le de un poquito de sabor. Tiene que estar cociendo hasta que el volumen inicial se reduzca a la mitad.
  3. Con ese mosto concentrado, se añaden los trozos  de calabaza que hemos sacado del agua de cal lavado y secado previamente y se cuece hasta que el volumen se quede otra vez en la mitad. Es decir, terminamos teniendo un cuarto de volumen de líquido que al principio. Todo este proceso lleva varias horas.
  4. YA TENEMOS NUESTRO ARROPE. Se guarda en frascos de cristal y se va usando cuando queramos.

arrope

UN TRUCO: si quieres saber si está en su punto, echa una cucharadita del líquido en un platillo, deja que se enfríe, si al cortar la gota por la mitad no se vuelve a juntar es que tu arrope ya está listo con la textura perfecta.